Discotecas, Restaurantes, Club Social y Pubs

sábado, 26 de noviembre de 2016

Dueño de Katanas vende sándwiches y estudia carpintería

Quien fuera uno de los hombres más poderosos en el negocio de los clubes nocturnos, Marco Cámara (dueño del demolido bar Katanas), dijo que ahora se dedica a la venta de sándwiches y estudia carpintería en la cárcel de San Pedro; alegó que por las ventas gana entre Bs 80 y 100 diarios, dinero que le ayuda a mantenerse luego de que su hija, Nohemy Cámara, le despojó de todos sus bienes.

“Yo vendo sándwiches y estudio ahora carpintería, tengo un puesto de venta de comida (…) Por vender sándwiches debo ganar más o menos unos de Bs 80 a 100 diarios”, afirmó Marco Cámara en una inspección ocular a sus dos inmuebles que se realizó este viernes.

Indicó que vive “bien” en la cárcel y no corre ningún peligro; denunció que su hija en complicidad con su exesposa y el “clan” de los hermanos Córdova, acosan a su actual esposa y que no sabe a dónde acudir para resolver esta situación.

Mencionó que anteriormente estuvo en riesgo de ser secuestrado por los hermanos Córdova. Ernesto Córdoba, dueño del club nocturno La Diosa, y competencia mayor de Cámara, también está detenido por el mismo delito, trata de personas con fines de prostitución. ANF.

lunes, 21 de noviembre de 2016

En la capital cruceña Abren bar para ir con mascotas

Ir a un bar acompañado de su mascota ya es posible con la reciente apertura del "Chelsea Coffee, Burger y Sport Bar". El nuevo negocio, ubicado en el hotel Las Palmas, fusiona el sabor y una placentera estadía.

Festejo. La celebración de la apertura contó con la presencia del grupo cubano, Caribe Expreso, que cautivó a los asistentes con sus interpretaciones musicales. Junto a ellos también se pudo disfrutar de un show de baile. El propietario, Ronald Arteaga, compartió con sus invitados los deliciosos productos que son parte del menú, que se caracteriza por su exquisitez, entre ellas un sándwich con mayonesa de albahaca. También están los Cheesecakes de oreo y la torta de chocolate con guayaba.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Intendencia clausura bar clandestino “Las Calaminas”

El bar clandestino “Las Calaminas”, ubicado entre las calles 1 y 2 de la avenida 6 de Marzo, fue nuevamente clausurado por funcionarios de la Intendencia Municipal y la Dirección de Seguridad Ciudadana.

Ayer, durante el operativo, se logró el decomiso de mobiliario y equipos encontrados al interior de dicho ambiente.

El capitán Israel Marca, responsable de la Intendencia Municipal, confirmó que se trata de un bar clandestino reincidente, el mismo que estaba atendiendo en horario no apto, razón por la que, una vez verificada la ausencia de documentación legal, se procedió a la clausura correspondiente.

Si bien al momento de la intervención del bar clandestino, se encontraban algunos parroquianos consumiendo bebidas alcohólicas, la mayoría de ellos portaban su cédula de identidad y eran mayores de edad.

“Se logró realizar la intervención a las 15.00 horas al interior de un bar reincidente, clandestino, por lo que se determinó el decomiso de bebidas alcohólicas, además del mobiliario”, explicó el capitán Marca.

El bar “Las Calaminas” es uno de los centros de expendio de bebidas alcohólicas que constantemente es observado por transeúntes de La Ceja, ante la cantidad de bebedores consuetudinarios que salen de dichos ambientes generando temor en la población ante la posibilidad de incrementarse los hechos delictivos en las principales calles de la avenida 6 de Marzo.

Alrededor de una docena de funcionarios procedieron con la intervención a dicho centro de expendio de bebidas alcohólicas, donde se evidenció el decomiso de mesas de plástico y sillas. No se reportó acciones de violencia en contra de los funcionarios de la Intendencia Municipal ni se tuvo resistencia para el pegado del sello de “clausura” en la puerta principal de dicha actividad económica.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Mister Limón con sabor a mar

Ahora ir a Viru Viru no solo será para ir de viaje, sino que también allí se podrá disfrutar de una variedad de delicias en el restaurante Mister Limón, que abrió sus puertas para los amantes de la comida de mar.

Lo que se encuentra. Quienes asistieron pudieron disfrutar de un exquisito ceviche hasta un tallarín saltado con carne y pollo, sin duda cada uno de sus platos están para chuparse los dedos. El local estará abierto todos los días las 24 horas, para mayor comodidad de los viajeros y de la clientela.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Consejos para comer en la calle con seguridad



El ritmo de vida actual hace que no se disponga de tiempo para consumir una comida casera o prepararla en el hogar y trasladarla al trabajo. Si no queda más opción que comer en la calle, hay que extremar las precauciones para poder estar seguro acerca de la higiene de los alimentos

En la vía pública es posible encontrar todo tipo de comidas. Lo primero que hay que considerar son las medidas higiénicas y de seguridad que los establecimientos por más pequeños que sean deben cumplir.
1.- Los puestos deben estar homologados y habilitados legalmente. Antes de comenzar a vender alimentos deben haber pasado varios controles de sanidad.
Pedir la documentación correspondiente es un modo de asegurarse de que no se corren riesgos.
2.- Los alimentos deben ser preparados en el momento en el que se solicitan y ante la mirada del consumidor. Si los platos se preparan con mucha antelación se estarán exponiendo a las inclemencias del tiempo.
Muchos de los alimentos que se utilizan para elaborar las comidas pueden presentar bacterias por no estar correctamente refrigerados y expuestos anormalmente a la vista del público durante horas e incluso días.
3.- Es importante que el sitio adonde se acude a comer en la calle cuente con cocina propia ya que si no la tiene, no se podrá saber si realmente se cumplen las normas de seguridad e higiene.
4.- Siempre es mejor comer alimentos livianos. Las ensaladas son un buen ejemplo.
Hay que asegurarse de que las verduras y hortalizas son lavadas antes de ser colocadas en el recipiente y si no es posible contemplar esta acción, lo más adecuado es solicitar al vendedor que por favor lave los ingredientes antes de entregarlos.
También resulta imprescindible saber dónde se guardan los vegetales y las frutas en caso de que también se quieran consumir ya que si están expuestas al medio ambiente, lo mejor será seguir caminando hasta encontrar un sitio donde estos productos cuenten con la debida refrigeración.
5.- Verificar que quien se encarga de manipular los alimentos utiliza guantes y tiene un aspecto limpio e higiénico.
La apariencia del individuo también es muy importante ya que una persona descuidada y que no asume las condiciones mínimas de seguridad no presentará confianza y será mejor buscar otro establecimiento.
6.- Comprobar que el puesto está limpio y que no hay insectos alrededor.
7.- Prescindir de los alimentos fritos o hervidos ya que no se sabe cada cuánto es cambiado el aceite o de qué día es el agua en la que se hierven determinados productos.
Cuantas más precauciones se tengan en cuenta, mejores serán los resultados y las consecuencias.
Comer en la calle puede resultar todo un desafío y no hay que desconocer los problemas de salud que pueden originarse si no se tienen en consideración aspectos básicos de higiene.

martes, 8 de noviembre de 2016

Ona, un regalo de sabores

En cuanto Marcela Arias siente el sabor de la huacataya en la papa ahumada, su vista se pierde en un punto lejano, que la lleva años atrás, cuando junto a su madre iba a comer al mercado Lanza. El aroma intenso y dulce se apodera no solo de su paladar y olfato, sino también de sus recuerdos. Con este objetivo es que nació el restaurante Ona, un nuevo emprendimiento en La Paz que busca transmitir evocaciones a través de las texturas, aromas, figuras, sabores y colores.

Marcela es la gerente de Alimentos y Bebidas de Ona, y confiesa que no deja de sorprenderse con la propuesta gastronómica de un grupo de jóvenes chefs que cuentan sus historias para explicar algo de los sabores del restaurante. Ona significa regalo en idioma puquina, la lengua que se habla en la nación uru chipaya. Y la razón para que los dueños bauticen de esa manera al nuevo local de comidas tiene que ver con el hecho de que su propósito es obsequiar buenos recuerdos al activar la memoria a través del paladar.

Mientras termina de adornar el postre, Juan Pablo afirma: “Lo de afuera está genial, pero lo de Bolivia está mucho mejor”. Foto: Wara Vargas

Desde que se ingresa al local ubicado en el barrio de Calacoto se siente el agradable aroma de eucalipto con naranja y pareciera que uno atraviesa una arboleda. Como la idea es activar los sentidos, la vista se solaza con cuadros del artista Gastón Ugalde, en los que se aprecian figuras andinas hechas con retazos de aguayo, o máscaras de kusillos elaboradas con frazadas del campo, de colores rojo, anaranjado y azul muy intensos.

Aperitivo

Una vez hecho el pedido, casi de inmediato llega el festín de papas (crocante de papalisas y emulsión de papa ahumada) y los humos de la racacha (puré de racacha, queso y humo de eucalipto). En cuanto el primer bocado elaborado con patatas llega a la boca se percibe de inmediato el sabor de la huacataya, que transporta imaginariamente a Marcela a un pueblo a orillas del lago Titicaca, cuando invitaron a su mamá y a ella a compartir un apthapi, en el que había haba, choclo, queso, papa qhati, chuño y diversas hierbas, entre ellas q’oa y huacataya. “Nunca había despertado ese recuerdo hasta que comí uno de estos platillos”.

Detalles. En la cocina, los chefs preparan uno de los postres del restaurante. Foto: Wara Vargas

Cuando el chef Diego Rodas volvió después de muchos años al mercado Rodríguez, sintió el gusto de haber recorrido las mismas calles por las que su abuela lo conducía de la mano para hacer compras. Es que Etelvina Quiroz era el centro de la familia, a la que reunía en torno a una mesa para compartir manjares de repostería o un pedazo de pan. Fueron esos momentos los que llevaron a que Diego dirigiera su destino hacia la gastronomía. “Para mí, la familia es fundamental, es la base de todo”. Ahora, ese mismo cariño lo dedica a la cocina de Ona, pues en la preparación de cada alimento se concentra al máximo, como si fuera el único y el último, y cuida todos los detalles para servir el platillo.

El siguiente plato a degustar es una phisara a la inversa (una combinación de huevo poché, quinua negra crocante y frescura en hojas), que en su presentación luce diversos tonos de verde. Es un entrante, pues luego viene el plato de fondo: llama con papalisas, que consiste en un filete de llama cocida a baja temperatura, salsa demi glace (salsa marrón de la cocina francesa) y papalisas crocantes, todo adornado con pétalos de retama, que llevan por un instante al puesto adonde se suele comer en la calle.

Los primeros recuerdos de Juan Pablo Reyes (jefe de chefs de Ona) están relacionados con su abuela Eduarda Arauco, quien solía cocinar en un regimiento militar y en una pequeña pensión de Oruro, “algo muy simple pero honesto”. Su hija Ana María Aguilar heredó el gusto por la gastronomía, al punto que los fines de semana iba a ayudar a Doris, la comadre de Eduarda. La madrina —como la llama Juan Pablo— preparaba el mejor cordero de la también llamada “ciudad del Pagador”. Con el tiempo, Ana María heredó el local de comida, pero tuvo que buscar otro espacio porque la casa que alquilaba iba a ser demolida. Los saberes y gustos de la “madrina” no debían desaparecer, así es que la madre de Juan Pablo puso su puesto de venta en la puerta del antiguo restaurante, para después trabajar en locales pequeños y grandes. Juan Pablo, quien acompañaba a su mamá en este negocio, se sentía orgulloso de que los clientes comentaran que la comida que preparaban “era muy rica”.

Heredero de la gastronomía de su abuela, su madre y la “madrina” Doris, el joven estudiante tenía claro que debía iniciar una carrera profesional en gastronomía, y decidió dejar Oruro para especializarse en La Paz, donde conoció otros ámbitos de la culinaria nacional e internacional. “¿De qué me sirve que diga que tengo la papa más rebuscada del mundo y que cuando la coman solo haya silencio, cuando puedes tener una cocina más colorida, más divertida, más emotiva, más suelta? Creo que en ese punto se puede estar mucho mejor”, afirma mientras adorna el siguiente platillo.

Una flor silvestre adorna una mesa del ambiente de Ona. Foto: Wara Vargas

Postres

En el ambiente amplio y fresco, con piezas de Gastón Ugalde, Marcela comenta que Ona es un restaurante independiente pero que forma parte del hotel Atix (del quechua, que significa “el que puede lograr algo”), un emprendimiento que pretende poner de relieve la cultura boliviana a través de la mano de obra y los elementos del edificio.

En ese instante llega el mesero con el platillo diversidad de dulces (hojaldre con cremas de naranja y café, helado y frutas de la temporada), que evocan la frescura y belleza de los Yungas. “Si me preguntan en qué tiempo he sido más feliz, creo que fue durante mi infancia”, dice Marco Antonio Vera, el chef de Ona que creció en La Asunta. La vida era simple en ese municipio de Sud Yungas. No interesaba el dinero porque el campo era suficiente para sobrevivir. “Si quería comer cebolla podía producirla”. Quizás comían carne una sola vez a la semana, pero ello no interesaba.

La excusa perfecta para que Marco y sus cinco hermanos mayores se juntaran se daba cuando sus padres dedicaban un día a producir pan. Heriberto, su papá, buscaba leña y calentaba el horno, su mamá Nemecia amasaba la harina, mientras que sus hijos jugaban y se juntaban en una mesa para hacer sus propios panes. Esa vivencia forjó en Marco la vocación para estudiar gastronomía y reflejar un poco de ese calor de familia en los platillos.

Como si estuviese oculto en un nido, unas trufas de chocolate con menta andina posan en ramas de q’oa, sobre un plato blanco. Con un encendedor, el mesero prende fuego a la planta y ésta despide un fuerte aroma que traslada a quien lo sienta a un mercado de pescados o a un restaurante a orillas del lago Titicaca.

Conseguir esos sabores y aromas ha sido un trabajo arduo entre los cocineros de Ona, que los llevó a viajar por varias regiones para obtener los alimentos que sean capaces de reflejar un poco de su experiencia y presentarlos como un regalo de sensaciones para el comensal.


lunes, 7 de noviembre de 2016

Hace unos meses abrió sus puertas “Bake on me”.

UNA COMBINACIÓN ENTRE UN ACOGEDOR ESPACIO Y DELICIOSO SABOR | BUENA OPCIÓN PARA DISFRUTAR DE UN MOMENTO AGRADABLE.

Hace unos meses abrió sus puertas “Bake on me”. El delicioso menú ofrece variedad de recetas italianas y francesas, entre otras, una combinación perfecta para deleitar el paladar de sus comensales.

Nicole Guzmán y Sergio Orellana son los creadores de este espacio, ambos estudiaron gastronomía. La especialidad de Nicole es la pastelería y en su tiempo libre se dedicaba a hacer tortas de fondant, dado que la demanda crecía, decidió emprender su propio negocio.

“Nos diferenciamos porque nos gusta salir y probar nuevas cosas. Vimos que la gente estaba acostumbrada a los mismos sabores, a frecuentar los mismos lugares. Nosotros quisimos mezclar recetas de varias partes del mundo, nos encanta crear nuevos sabores, innovar todo el tiempo, esa es una de las razones por las que cada semana cambiamos e innovamos en sabores. No nos gusta abaratar costos en insumos y la gente se da cuenta en la calidad del producto que ofrecemos. Trabajamos con un lema: “La buena atención es parte del sabor”, nosotros nos tomamos el tiempo para explicarles a nuestros clientes qué es lo que van a consumir”, aseguran.




EL MENÚ

Los postres más solicitados de “Bake on me” son el beso de medianoche, una tarta con ganache de chocolate y mousse de menta encima, el pie de bono bon y las empanadas italianas.

“Hemos querido jugar con una pastelería más fina, hemos tratado de darle más sentido a nuestra carrera y darle énfasis a la calidad. Tenemos rollitos de canela, brownie húmedo, empanadas de hoja, que es una masa de strudel, pero con queso, tiramisú, sándwiches de diferentes sabores ya sea como mixto de jamón y queso, mexicano, capresse, entre otras delicias. En cuanto a las bebidas, tenemos capuchino, lates, pero nos diferenciamos por los tés de autor que ofrecemos, tenemos diferentes sabores como el de blueberry una exquisita combinación de arándanos hojas y flores, berry pasión, té de miel, además de frutos rojos y maracuyá”, indican.

“Bake on me” también ofrece el innovador jugo intrépido, una deliciosa combinación de fruta, café y leche.

“Nos gusta siempre probar cosas nuevas y plasmarlas a nuestro estilo, este es un sabor que no imaginas, pero es exquisito, una vez que lo pruebas no puedes dejar de tomarlo”, aseguran.




El nombre “Bake on me” nace desde que los socios se dedicaban a hacer tortas.
Andrés Herbas

LA DECORACIÓN

“La decoración estuvo a cargo de nosotros mismos, hemos hecho absolutamente todo, desde la pintura, los detalles en las mesas, la distribución para poder trabajar. Hemos querido que sea un espacio acogedor con nuestro toque, hemos tenido eventos, cumpleaños, es un espacio que se adapta a todo acontecimiento. Lo hemos hecho con mucho cariño. Nos gusta tomarnos nuestro tiempo para hacer las cosas bien, cada rincón es algo que nos identifica y representa”, explican los socios.

El nombre “Bake on me” nace desde que los socios se dedicaban a hacer tortas. Les encantaba plasmar la personalidad de la persona en la torta, por esa razón viene el nombre de “hornéame”.

Entre los planes a largo plazo de Nicole y Sergio está poder abrir una sucursal más grande para atender la demanda de más gente y poder trabajar con más personas para seguir creando cosas interesantes y diferentes.

Los horarios de atención son de lunes a viernes de 9:30 a 12:00 y en la tarde de 15:00 a 20:30 los sábados sólo en las tardes, de 15:00 a 20:30. Este espacio se encuentra en Gabriel Rene Moreno Nº 1038.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Negocio de salones crece y no hay sitio para eventos

En esta gestión hay un 16 por ciento más de salones de eventos que ofertan sus servicios en Cochabamba que en 2015; sin embargo, a estas alturas del año, la mayoría tiene su agenda copada.

Según la base de datos de la Alcaldía de Cercado, hay 120 salones de eventos dispersos en el municipio que cuentan con autorización de funcionamiento, aproximadamente 20 más que la gestión pasada, cuando había solo 100.

A pesar de que el negocio prospera en Cochabamba, no cubre la alta demanda que se registra, particularmente durante los últimos meses de este 2016 (“año par”).

La gerente general del Club Social, ubicado en la calle Bolívar Nro. 313, Claudia del Barco, dijo que muchas parejas cochabambinas tienen muy arraigada la costumbre de que casarse en año par trae suerte. Esto, a su criterio, explica parcialmente la alta demanda de salones de eventos que hay este año.

No obstante, los demandantes no son solo futuros novios, sino también graduados, quinceañeras e, incluso, empresas que acostumbran organizar cenas de fin de año.

En media docena de salones de eventos consultados por OPINIÓN indicaron que si alguien está interesado en realizar una fiesta de cualquier tipo a partir de la última quincena de noviembre y durante todo diciembre, no encontrará cupos.

En algunos salones, los espacios se agotaron en septiembre y en otros durante el primer trimestre de esta gestión e, incluso, el año pasado.

Uno de los espacio más concurridos es el Club Social que, entre el 3 y el 23 de diciembre, no tiene cupos “ni siquiera entre semana”.

Según del Barco, a partir del 3 del siguiente mes, todos los días habrá eventos, en su mayoría protagonizados por graduados.

La situación es similar en el salón de eventos San Miguel, de la final avenida Ayacucho norte, donde todos los jueves, viernes, sábados y domingos de diciembre están reservados.

La gerente administrativa, Verónica Ramos, indicó que en septiembre se terminaron los cupos.

Si a estas alturas hay interesados en realizar fiestas en ese salón, solo tiene a disposición tres días hábiles: lunes, martes y miércoles.

En esa misma línea, la coordinadora de los salones del hotel La Colonia (calle Luis Mostajo Nro. 100, zona Temporal de Cala Cala), Carla Claros, dijo que las reservas para realizar algún evento en diciembre de 2016 iniciaron a principio de año.

Añadió que en enero de 2016 se agotaron los espacios para realizar acontecimientos en algún fin de semana de diciembre. Confirmó que aún hay disponibilidad si se trata de una fiesta que será entre semana.

DOBLE TURNO Tanta es la demanda que algunos centros como La Mansión optaron por alquilar sus ambientes por el día y por la noche.

El gerente de La Mansión (Miguel de Aguirre, esquina Buenos Aires, zona Bajo Aranjuez), Fernando Mariscal, indicó que a partir del siguiente mes su infraestructura acogerá bodas en dos turnos.

Explicó que “todos los matrimonios que tienen su fecha fijada en diciembre se preocuparon desde inicios de año”.

Mientras que en La Riviera (de la avenida Simón López, frente al Tribunal Electoral), las reservas se extienden, incluso, hasta enero y febrero de la siguiente gestión.

RECOMENDACIÓN Desde las gerencias y administraciones de algunos salones de eventos recomendaron a la población que desea realizar un acontecimiento en fin de gestión, que realice su reserva por lo menos con un año de anticipación.

Generalmente, los salones abren su lista de reserva de fin de año durante los primeros meses de la gestión.

Mientras más anticipada sea la reserva, hay menos probabilidad de que el costo varíe, aunque, según indicaron, el precio del alquiler gira en torno a la cantidad de invitados y servicios adicionales que se requieran.

Datos.

Pasos

Para tramitar una licencia de funcionamiento de un salón de eventos, los interesados deben seguir el siguiente trámite:

1.

Acudir a alguna de las seis comunas del municipio a la que pertenece el salón de eventos (Alejo Calatayud, Tunari, Molle, Valle Hermoso, Itocta o Adela Zamudio).

2.

Los salones de eventos están en la categoría I, es decir “negocios grandes”, por lo que se debe llevar a la respectiva comuna las fotocopias de la cédula de identidad, factura de luz y la boleta del impuesto del bien inmueble donde está ubicado el negocio. Además, el informe de la inspección sanitaria de la Intendencia.

3.

El trámite para la adquisición de la licencia de funcionamiento es de 45 bolivianos y se cancela en “caja” de la comuna. En caso de cobros superiores, se puede realizar la denuncia en Atención al Consumidor.

Tiempo

El tiempo de duración del trámite varía de acuerdo a la actividad, sin embargo no se prolonga más de una semana.

5 consejos para anfitriones

La experta argentina en eventos Andrea Orsini sugiere tomar en cuenta al menos cinco aspectos antes de alquilar un salón.

En principio, es necesario que el anfitrión considere si el espacio que contratará tiene una ubicación estratégica para que sus invitados lleguen.

En segundo lugar, se debe buscar un salón teniendo claro el tipo de fiesta que se ofrecerá y el número de invitados. Lo ideal es alquilar un espacio que dé comodidad a la concurrencia.

Orsini recomienda preguntar a la administración del salón qué servicios adicionales ofrece. Por ejemplo, si tiene estacionamiento, luces o música.

En cuarto lugar, se debe seleccionar una fecha adecuada para el evento, con el objetivo de evitar inconvenientes climáticos, como lluvias.

Por último, ante cualquier inconveniente, sugiere tener a mano el número de contacto de los responsables del salón.

El alquiler de un salón de fiestas cuesta desde 550 hasta más de 23 mil bolivianos

Alquilar un salón de eventos en Cercado, de acuerdo al acontecimiento, demanda una inversión mínima de 550 bolivianos.

Si se trata, por ejemplo, de una cena de graduación o un acontecimiento empresarial sencillo, una de las opciones económicamente más accesibles en el medio es el hotel Cesar’s Plaza, de la calle 25 de Mayo, esquina Bolívar, que dispone de salones con capacidad para 4, 25, 30 y 110 personas.

Según la asistente de gerencia del hotel, Roxana Téllez, el alquiler básico cuesta 550 bolivianos.

No obstante, hay otros espacios donde el arrendamiento se cobra en función a la cantidad de invitados. Por ejemplo, en el salón San Miguel, el anfitrión debe cancelar mínimamente 20 dólares por cada uno de los invitados.

De acuerdo a la gerente administrativa de esa infraestructura, Verónica Ramos, la fecha del evento no altera los precios.

Hay opciones que implican más inversión, por ejemplo, en el hotel La Colonia, donde el precio base de alquiler es 10 mil bolivianos.

En esa misma línea está el Club Social, que cobra 23 mil bolivianos por un acontecimiento para un centenar de personas.

INVERSIÓN El gerente propietario de La Mansión, Fernando Mariscal, indicó que de un tiempo a esta parte, la población no aprovecha la capacidad total de los salones. Esto se debe a cuestiones económicas.

En su caso, dijo que La Mansión puede albergar eventos para 400 personas, pero la mayoría de los arrendatarios últimamente asiste con listas de invitados reducidas. “El máximo de invitados que traen es 250. Con el objetivo de economizar”.

Lo cierto es que el alquiler de infraestructuras para acontecimientos sociales se diversificó tanto, que, ahora, también hay espacios exclusivos para cumpleaños de niños y babyshowers.

Aumentan los centros de eventos informales

Fernando Salazar

Investigador IESE

El padrón municipal de los centros de actividades económicas y servicios públicos que se desarrollan en Cochabamba es débil.

Por ejemplo, los centros de expendio de bebidas alcohólicas que funcionan en domicilios están fuera de registro.

Al tener una debilidad en esta información, no se puede realizar un análisis en profundidad.

Entre todas la actividades económicas hay salones de eventos que funcionan de forma permanente y legal, pero también hay domicilios, donde se habilitan espacios para acontecimientos y se alquilan de vez en cuando. Dentro esta categoría, también hay casas donde se organizan fiestas clandestinas.

Una vez hecha estas diferencias, cabe resaltar que en la categoría de salones de eventos hay muchas opciones y los costos varían desde 500 hasta mil dólares o más. Esto demanda una inversión alta para la persona interesada en usarlos.

No obstante, la ventaja de ese tipo de emprendimientos es que generan fuentes de trabajo en el departamento. Además, no solo el municipio demanda esos salones, sino casi toda la población del eje metropolitano.

Considero que para una población que está bordeando el millón de habitantes, la cantidad de infraestructuras de este tipo que hay no es suficiente.

Entre todo esto, cabe resaltar que los tipos de salones clandestinos son los que más están proliferando en la ciudad. Algunos, incluso, tienen sucursales. Sin embargo, es una economía informal. A veces solo habilitan un tinglado o el patio grande de una casa para organizar fiestas, donde se concentran menores de edad y se incumplen todas las normas legales y de seguridad para los que los frecuentan.




sábado, 5 de noviembre de 2016

A Todo Sándwich: rápido, rico, nutritivo y barato



¿Dónde comer rico, rápido y barato? Ésta era la pregunta que se hacían los organizadores, azafatas, expositores y promotores en los eventos feriales organizados en Alalay. Así lo refiere Álex Durán, quien también participó alguna vez como expositor y entendió que en esos eventos uno no se puede dar el lujo de gastar cada día 40 bolivianos en un plato, sin contar con el tiempo que se pierde esperando que lo preparen. La otra opción, salir del campo ferial a buscar comida, era una gran inversión de tiempo.

Entonces, se le ocurrió crear un sándwich que no invirtiera muchos ingredientes, pero que a la vez fuera nutritivo y sabroso. Fue entonces que, junto con su esposa Mariaté Morón Dávalos, abrió su microempresa A Todo Sándwich, con carnes frescas y frías de cerdo, res y pollo, adobadas con especias, todo por 10 bolivianos, y por promoción, un vaso de refresco.

Su primera participación fue en la pasada Feria Internacional y la última la Feria del Libro, eventos en los que, según cuenta, los organizadores, promotores y azafatas fueron –como se esperaba– sus primeros clientes, pero la demanda llegó también de los visitantes, que agradecían por el producto.

Pronto la microempresa se fue haciendo de fama, al punto de que ahora entrega sus sándwiches a domicilio y cuenta con un pequeño puesto en el Parque del Arquitecto, donde cada noche atiende de 19:00 a 23:00. Su proyecto es contar con un vehículo food track.

Además, la pareja de emprendedores demostró su espíritu de innovación al crear el sándwich de “melonjas”. ¿Qué es eso? Explica Álex Durán: “Las pavitas son deshilachados de carne de pollo. El sándwich de chola utiliza lonjas. Nuestras carnes son una mezcla de mechas y de lonjas”.

Las carnes, además, son sometidas a un proceso de cocción con especias desde la madrugada. En el caso del cerdo, por ejemplo, el proceso dura hasta siete horas. El pollo algo menos.

Sin embargo, las carnes deben estar frías y listas para ser preparadas en cualquier momento, pues muchas veces se tienen pedidos de oficinas y empresas que tienen un evento improvisado y necesitan el refrigerio en cantidad. Por ello, también se busca que los sándwiches no despidan olor, justamente pensando en que serán consumidos en oficinas.

Cada sándwich es preparado con la máxima dedicación, higiene y calidad. “Nuestro lema es que cada sándwich se prepare como si fuera para nosotros mismos”, explica Alex Vidal.

Por ello, en casa, el trabajo se realiza con el uniforme de rigor, guantes y cofia.

Asimismo, la carne es refrigerada y casi siempre se acaba en el mismo día de la cocción. El agua es sometida a purificadores, y la lechuga es lavada con DG6. Además, los sándwiches, para su traslado, son envueltos en papeles, cuyos logos fueron impresos con tinta adaptable a productos comestibles.

Con todos estos cuidados en los alimentos, A Todo Sándwich espera convertirse en una empresa de referencia en Cochabamba, lista para atender cualquier demanda de casa u oficina, al instante, con productos sabrosos, livianos, y económicos.



"Sus carnes con "melonjas", combinación de mechas y lonjas"



TRES SÁNDWICHES

La microempresa emplea tres tipos de carne con una combinación estudiada de ensaladas para cada caso.

• Cerdo: La carne de cerdo es sometida a olla de presión durante siete horas, y para hacerla más digestiva y evitar que sea muy pesada, se la sazona con una salsa especial compuesta de zanahoria hervida y picada mezclada con manzana verde.

• Res: La carne de res, es un poquito más elaborada, y viene acompañada de salsas de zanahoria cocida y picada, choclitos y queso amarillo.

• Pollo: La carne de pollo es cocida al horno. Sólo pechugas, sin hueso ni piel, libre de grasas. Llega con zanahoria cocida, pimentón y tomate.



ATENCIÓN

• A todo Sándwich ofrece sus productos a 10 bolivianos la unidad, con un vaso de refresco por promoción.

• Los envíos a domicilio o a oficinas del centro de la ciudad se realizan de forma gratuita, cuando es al por mayor, unas 15 unidades como mínimo.

• La microempresa está presente en todas las ferias del Campo de Alalay.

• Cuenta también con un puesto en la Plaza de Arquitecto.

• También se pueden atender pedidos especiales si se coordina con tiempo. Los emprendedores, por ejemplo, anuncian para dentro de poco, su sándwich dulce..

• Para pedidos y consultas, está el celular 60735892.



martes, 1 de noviembre de 2016

“Entre Amigos”, en el mesón del cantor

ENTRE AMIGOS”| SE LLAMA EL CONCIERTO QUE JAVIER GAMARRA, RUBECK MOLINA, CARLOS ZURITA Y HUGO RONCAL PRESENTARÁN EL 4 Y 5 DE NOVIEMBRE EN EL MESÓN DEL CANTOR.

Un cuarteto hará vibrar a quienes asistan a esta presentación, recordando canciones de los años 60, 70, 80 y sobre todo al grupo Gama 3. El concierto contará con una artista invitada además de dos temas con arpa. Un show muy variado con la presencia de Hugo Roncal, que lleva la voz grave del grupo y fue parte de Canto Vivo además de haber hecho un dúo junto a su hermano, llamado “Los hermanos Roncal”.

Por su parte, Carlos Zurita es un excelente hombre de las cuerdas, un muy buen guitarrista y de los pocos que toca el arpa como un paraguayo más, ha sido parte de Canto Vivo, tiene un grupo llamado Zon del Sur y ha representado con su arte en muchas ocasiones a Cochabamba. Rubeck Molina, que al margen de Gama 3 ha hecho música y algo de comicidad con Tra la la y Champagne Show, y Javier Gamarra, integrante de Gama 3, un apasionado de la música que toca guitarra y canta.

El concierto pretende recordar canciones de los años 60, 70, 80 como los Tucu Tucu, los Cuatro de Córdoba, Los de Salta, los Cuatro de Chile, entre otros, y por supuesto el tema central de este recital es recordar a Gama 3.

“Tocaremos canciones como: nada tengo de ti, canción de la mentira, para que no me olvides, se van a tocar polcas, vamos a cantar papá domingo, canción para encontrarme, no te vayas quédate, peregrino amor, entre otras”, cuentan.

“Esta presentación surge a pedido del público que no pudo asistir a un concierto anterior. Para esta ocasión elegimos un hermoso lugar, El Mesón del Cantor para brindar a los presentes un espacio acogedor y hacerlos sentir como en casa”, dicen.


EL MESON DEL CANTOR

Yuri Ortuño, creador de este espacio, es un hombre con experiencia en la música y el arte, que recientemente abrió El Mesón del Cantor.

“En mi caminar por el mundo he podido ver muchos lugares donde se muestra principalmente la música nativa de cada país. Tristemente vimos la ausencia de un lugar así en nuestra ciudad, lo que ha impulsado a realizar este emprendimiento familiar. Se trata de una simbiosis de un buen espectáculo y deliciosa gastronomía, mi anhelo ha sido brindarle al artista toda la comodidad física, un buen camarín, un escenario apropiado, buen sonido, que hemos logrado. Tenemos goma en los pisos, incluso el tema de las plantas que son naturales tienen un propósito porque absorben la acústica”, asegura Ortuño.

El Mesón del cantor es una casa grande, un espacio muy acogedor para que los presentes se sienten en casa.

“Tenemos fuego a la entrada para mostrar calidez, el escenario está cerca para presenciar una intimidad, una coexistencia entre el asistente y el artista. La guitarra en el techo nos muestra que todo es el escenario, queremos que todos se sientan parte del show, nos diferenciamos porque no hay esa distancia que a veces es muy fría entre el artista y el público”, asegura.
EL MENÚ Y LA AMBIENTACIÓN

“Al ser un lugar turístico, contamos con comida nacional pero además ofrecemos comida gourmet. Tenemos una chef con experiencia en el exterior, con una visión amplia en gastronomía. Entre algunas de las delicias de nuestro menú nacional esta el Picante de lengua, Silpancho, Pique Macho, Laping. Nuestro menú internacional incluye Rissoto de Osebuco, Lomo a la Rossini, Trucha a la mantequilla, Trucha al ajillo y variedad de pizzas, entre otros. Además, El Mesón del Cantor ofrece deliciosos postres para endulzar el paladar de sus comensales.

“En cuanto a la ambientación, un detalle muy importante es que hay áreas de fumadores, donde se puede salir en el intermedio o cuando se guste. Esto es muy valorado por los artistas porque el humo del cigarro no les permite expresar bien su canto”, dice.

El Mesón del Cantor se preocupa siempre por la comodidad de sus comensales, ofreciéndoles calidad en la atención y el menú. Tiene espacio para 230 personas cómodas, dependiendo del show.

“Queremos que sea un punto turístico; tenemos previsto construir un estudio de grabación, que nos permita realizar grabaciones en vivo, de una manera profesional. Tenemos planeado convertir esto en un centro de cultura boliviana. Hemos tenido el gusto de tener diferentes géneros de música como folklore boliviano, jazz y rock, entre otros. Cuidamos mucho los detalle, todo está bien pensado para brindar una atención de primer nivel”, dice Ortuño.

Este espacio está abierto de jueves a domingo. Los viernes atiende desde las 12:00 y los domingos ofrece un show de cortesía para que los comensales puedan disfrutar un delicioso menú acompañados de buena música.

En el Mesón del Cantor el artista tiene la ventaja de hacer conocer su música, y el comensal disfruta de buena comida pasando un día diferente, disfrutando del arte. Este espacio se encuentra en la calle Adolfo Ballivián Nº 139, Zona Barrio Professional América Oeste.