domingo, 21 de abril de 2019

Defensa al Consumidor asegura que chifas clausuradas cumplieron cierre por 10 días

En relación a una observación planteada por vecinos de la zona Sur de la ciudad, respecto a que los negocios conocidos como chifas, que fueron clausurados el 8 de abril, no cumplieron con los días de cierre, la Unidad de Defensa al Consumidor del Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO), aclaró que este cuestionamiento no tendría sustento, ya que los negocios infractores sí cumplieron el plazo de clausura que se estableció por las faltas cometidas.

Cabe mencionar que el 8 de abril, varias instancias como la Policía Departamental, la Defensoría de la Niñez de la Dirección de Igualdad de Oportunidades (DIO) y la Unidad de Defensa al Consumidor, se trasladaron hasta la zona Sur de la urbe, ante denuncias respecto a infracciones que estarían cometiendo los negocios de venta de pollos chinos o chifas, que incluso aparentemente involucraban la presencia de menores de edad en la venta de estos alimentos, se procedió a la clausura de varios de los negocios que están ubicados en esta parte de la ciudad.

Al respecto, algunos vecinos de la zona, manifestaron que al observar el precinto de clausura en uno de los negocios, se denotaba que debería estar cerrado por el lapso de diez días en base a la sanción emitida por la Alcaldía, pero no estaba cumpliendo este plazo que fenecía recién el 18 de abril, sino que estaba atendiendo por una ventana sin abrir las puertas del local, pero haciendo caso omiso a las autoridades.

Ante este cuestionamiento, el jefe de Defensa al Consumidor, teniente Wilder Alcalá, explicó que la Guardia Municipal realizó el trabajo de verificación de cumplimiento de clausuras en varios negocios, por lo que se conoce que el local de venta de alimentos cuestionado no estaba infringiendo la norma, ya que se procedió al cierre de la ventana que supuestamente estaba siendo usada para la venta de pollos.

Explicó que además, se tiene la certeza de que no se está expendiendo alimentos del negocio, ya que se verificó que se están realizando trabajos de construcción y refacción en sus ambientes, por lo que se aclara a la población que pese a que el plazo de clausura feneció, para tranquilidad de los vecinos, el negocio no está vendiendo alimentos, aclaración que se efectúa no con el fin de favorecer a la chifa en cuestión, sino para evitar confusiones o comentarios que generen susceptibilidad en la ciudadanía.

miércoles, 10 de abril de 2019

Selina se posiciona como una de las 10 empresas más innovadoras de Latinoamérica

• La firma hotelera para nuevos viajeros y nómadas digitales figura en el ranking de las compañías más innovadoras, elaborado por Fast Company.
• En paralelo, alista la apertura de dos nuevas sedes en Nueva York.

La Paz, 01 de abril del 2019.- Selina, la empresa hotelera que facilita el estilo de vida de las nuevas generaciones de viajeros y nómadas digitales del mundo, fue nombrada como una de las firmas más innovadoras en el ranking “The World’s Most Innovative Companies” de la revista Fast Company, el cual contempla a 305 compañías a nivel global.


“Este reconocimiento que nos coloca entre las compañías líderes es un honor. Selina ha alcanzado nuevos rincones este año, al pasar de 24 ubicaciones en América Latina a casi 50 en 19 países. Nuestro crecimiento ha sido impulsado por un gran equipo integrado por casi por dos mil personas con la visión de revolucionar el concepto de hospitalidad”, mencionó Rafael Museri, CEO de Selina. “Además, en los recientes 12 meses también desarrollamos nuevos programas de capacitación, conceptos de venta y lanzamos Selina Music Studios”.

Con este paso, Selina refuerza su idea innovadora de crear una red de espacios formulados a tono con una comunidad de profesionales y nómadas digitales en busca de nuevas posibilidades para trabajar e innovar, con todas las herramientas para hacerlo y una armonía entre creatividad, tranquilidad y productividad.

Bajo el objetivo de seguir creciendo y compartir con más personas su visión de alojamiento. Bolivia ya forma parte de esta cadena. A la fecha ya cuenta con una locación: el barrio de Sopocachi de la ciudad de La Paz acoge el primer Selina del país.

El encanto latino de Selina conquista Nueva York (y el mundo)

Recientemente, Selina anunció su llegada a la Gran Manzana, una de las ciudades más populares del mundo y un destino turístico, donde los viajeros, podrán disfrutar de las locaciones, con la apertura de dos nuevas sedes en Nueva York: la primera en el corazón del barrio artístico de Chelsea, en Manhattan, y la segunda en el mítico pueblo de Woodstock.

Las dos nuevas locaciones se suman a las que Selina construye —y abrirá en junio— en el 138 de Bowery, también en Nueva York. Con estas iniciativas, la compañía creada en 2015 en Panamá acelera su plan para abrir más de 15 sedes en Estados Unidos hasta 2020 con su concepto de hospedaje para comunidades modernas.

“El ritmo con el que crecemos a nivel global responde a la demanda de nuestro modelo de hospitalidad experiencial. Estamos entusiasmados por ofrecer el sabor de Latinoamérica en Estados Unidos, junto con la tecnología de punta de nuestro equipo de innovación con sede en Tel Aviv. La comunidad neoyorquina podrá disfrutar de nuestro concepto de hospedaje y coworking con ecosistemas creativos y conectados”, aseguró Yoav Gery, presidente de Selina. “Estamos a la vanguardia de un cambio en la forma en que millennials, Generación Z y nómadas de todas las edades viven, trabajan y exploran el mundo”.

Esta avanzada es el primer paso que la empresa dará para conquistar el corazón estadounidense, al tiempo que se posiciona mundialmente. Selina tiene actualmente más de 45 propiedades en desarrollo en América Latina, Europa y América del Norte, está presente en 19 países con 100 ubicaciones y espera tener 100 mil camas en todo el mundo.

# # #

lunes, 31 de diciembre de 2018

La sobreoferta golpea el negocio de los food trucks en Santa Cruz



Tras cinco años desarrollando un proyecto disruptivo que contribuya a la diversificación de la industria gastronómica, el empresario Hugo Imaná consolidó en noviembre de 2017 la apertura de uno de los primeros patios de food trucks -vehículos acondicionados para elaborar y vender comida callejera- en la ‘ciudad de los anillos’.

Fue uno de los primeros en introducirse en este nicho de mercado. Con una inversión de $us 23.000 acondicionó el lugar, situado en un lugar estratégico de la urbe, tardó dos semanas en llenar los 13 espacios vacantes. Un menú variado, una buena ubicación y un ambiente distendido fueron medidas para que el negocio vaya bien. Todo iba viento en popa.

Sin embargo, hace unos meses el ‘garaje’ concluyó sus operaciones. Imaná asegura que la idiosincrasia de Santa Cruz hace que el inversor adopte las tendencias de golpe y que todos quieran hacer lo mismo. Otro emprendedor había abierto un espacio similar a tres cuadras de su negocio. Una de las muestras del boom de la llamada comida callejera. La sobreoferta apretó las ventas y todo se vino abajo.

El tema va más allá. El empresario pone énfasis en quienes apuestan por los food trucks. “Son personas que tienen trabajo, pero que perciben la inestabilidad y buscan un refuerzo económico. La vía más fácil es la comida. Con una receta casera creen que es suficiente y con menos de $us 5.000 tienen su food truck, pero no tienen experiencia en el sector gastronómico. Las tendencias no duran toda la vida”, resalta el ejecutivo.

En el caso de Ricardo Gamarra, otro empresario que decidió apostar sus cartas por este modelo de negocio después de una buena experiencia con un vehículo gastronómico propio, la manutención y alquileres hicieron que su patio de comidas se disolviera.

Apunta a que estas iniciativas proliferaron de golpe porque hubo expectativas muy altas de ganancia que llevaron a congestionar el mercado y los ingresos no fueron los esperados por la sobreoferta. Considera que todo boom tiene su tope el cual ya se percibe y pronostica que en 2019 se van a conocer los ‘garajes’ que sobrevivieron y llegaron a consolidarse.

Según el estudio Caracterización del mercado de food truck en Santa Cruz, realizado por la consultora Franquicias América y respaldado por la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra (UPSA), un patio de comidas estable de 10 o más food trucks genera más de Bs 300.000 mensuales, que se suman a un negocio que genera cerca de Bs 9,6 millones al mes. Se estima que hay al menos 30 inversiones de esta índole en la ciudad y que estos espacios son de preferencia del público joven, según el informe.

Si bien el estudio guarda relación con la perspectiva de los casos expuestos, el líder de esta investigación y doctor en ciencias empresariales, Roberto Pérez, señala que dentro de este entorno existen otros retos que golpean a quienes emprenden en el sector gastronómico. “Un gran producto no tiene garantizado el éxito. En gastronomía, como en el resto de los negocios que operan en contextos de hipercompetencia, lo importante es el sistema de operaciones”. Se viene una época difícil y habrá una contracción muy fuerte”, sostiene.

Pérez subrayó que si los food trucks han mostrado una faceta dinámica en su aparición se debe a que el público busca nuevas experiencias, y si en poco tiempo estas no se reinventan terminan cansando al público y puntualiza que la tasa de cierre de los negocios de comida rápida a uno o dos años de su apertura es mayor al 50%, a tiempo de enfatizar que en este mercado de supervivencia solo quedarán de pie quienes tengan un precio competitivo y sepan trabajar su cartera de productos a través de la innovación.

Estos últimos aspectos son parte de la ecuación del sistema de operaciones a los que se refiere el estudio, a los que se suman la obtención de insumos a precios competitivos, el desarrollo del capital humano, el estándar del producto y el manejo de las estrategias de inbound marketing.

Se desconoce el impacto

A decir de Javier Aguilera, presidente de la Cámara de Empresarios Gastronómicos de Santa Cruz, los food trucks son una competencia desigual para los restaurantes, ya que muchos de estos negocios figuran dentro del régimen simplificado y no son controlados por las autoridades de salubridad.

“Los food trucks tienen su impacto en marcas todavía no posicionadas en el mercado. En qué porcentaje afecta, no lo sabemos”, explica Aguilera. No obstante, asegura que un food truck es una manera sencilla de afrontar un emprendimiento y tener una primera experiencia en el sector gastronómico.

Para competir con los food trucks, muchos empresarios gastronómicos han incursionado en este negocio, según Aguilera. En tanto, los restaurantes que no han podido competir con los food trucks han cerrado y se han incorporado a este formato de negocios o a los patios de comida.

Valdir Rodríguez, general gerente de Pollos Sakura, explicó que los principios de la comida móvil que se han adoptamos de los EEUU como los food trucks no acompaña a la realidad de la sociedad boliviana. “Lo que se hizo fue copiar una idea con un nivel de gastronomía en base a gente que tiene estudios o técnicas de buena elaboración de comida, sin embargo, no era lo que necesitaba el mercado”, dijo.

Para Rodríguez, lo que sí se necesitaba es que haya ‘carritos’ que vengan a reemplazar los puestos informales de comida de dudosa procedencia, a los puestos de las caseras que están en los mercados y ferias de la ciudad. Eso sería una evolución, algo como La caserita 2.0, donde se puede comer rico, barato y teniendo la seguridad que tiene un manejo inocuo adecuado.

Por su parte, el asesor del sector gastronómico Mario Barrios manifiesta que el público adopta estos sitios “porque están de moda” y los patios de comida de los food trucks tienen la ventaja de albergar negocios distintos, pese a que los precios son similares a los de los negocios tradicionales de comida rápida. Además, lamenta que el sector gastronómico se vea también afectado por la presión tributaria estatal.

En medio de la coyuntura económica que atraviesa el país, el analista y empresario Wilfredo Rojo expone que la proliferación de food trucks también se debe a una apuesta que realiza la población desempleada y que no cuenta con una salida en otros sectores, pese a estar certificados con estudios superiores.

Entretanto, el expresidente de la Cámara Boliviana de Franquicias (Cafran), Alfredo Troche, observa que, a diferencia de Bolivia, en otros países las marcas consolidadas de comida rápida se apegan al formato de food truck, pero son diferentes a los conocidos en Bolivia; es decir, son restaurantes móviles completos y tienen características de formatos tradicionales, así como condiciones más ventajosas en los espacios en los que se asientan, como conexiones de desagüe. Es el caso de La Cabrera, que tiene food trucks en los aeropuertos de Argentina.

Troche afirma que este no es un formato de negocio que atraiga a los operadores clásicos del mercado, sino a quienes buscan ganar experiencia en el sector gastronómico, por lo que sentar bases para franquiciar marcas en food trucks no es contemplada como una oportunidad para integrarse.

En esta línea, el presidente de la cadena Hot Burger, Jorge Schaiman, asevera que invertir en estos negocios no está en la agenda de la empresa, sino que se están centrando en la apertura de dos nuevos locales, uno en la capital cruceña y otro en Montero.

Desde La Casa del Camba, el titular, Juan Carlos Medina, también expresa que no tienen planes de incursionar en el negocio de los food trucks, pero se alistan para presentar un nuevo concepto de comida urbana para las próximas semanas, junto con otras empresas del sector.

Hay buenas experiencias

Dentro de este nuevo universo de comida callejera resalta el caso del patio de comidas Soho (que muestra un concepto distinto a los garajes de food trucks), que lleva un año de operación en la zona norte de la ciudad. La propietaria, Carolina Árabe, prevé convertirlo en un lugar turístico que se enfoque en la experiencia del consumidor.

“Como en todo tipo de negocio, se ha notado un descenso en las ventas, pero nos enfocamos en la innovación y mantener la calidad del producto para fidelizar al público”, expresa, a tiempo de resaltar que existen inversores que buscan franquiciar su marca.

Por su parte, Liroy Zeballos, socio de El Garaje, ubicado a pocas cuadras del primer anillo, dice que la estabilidad del negocio recae sobre la buena recepción de los vecinos, las promociones y de mantener concordancia entre los precios y la calidad de los productos. Apuntan a que el negocio esté en el grupo de los que sobrevivan a este fenómeno.

DETALLES

Reglas. A los food trucks asentados en patios de comidas se les exige certificados de salud, de manipulación de alimentos y documentación sujeta al Régimen Simplificado. De los asentados en las aceras de la ciudad no se tienen datos, pero, según las normas, estos deben pagar por el uso de espacio público.

Extensión. Según medios del interior, la tendencia de food trucks también está presente en Cochabamba, donde 80 food trucks generan al mes Bs 3,6 millones. De igual manera, La Paz y Tarija muestran la aparición de estas iniciativas gastronómicas.

Descenso. Las ventas del sector gastronómico en lo que va de 2018 cayeron un 30% con relación al mismo periodo de 2017, de acuerdo con datos de la Cámara Gastronómica de Santa Cruz.

UN FENÓMENO QUE EXPLOTÓ EN MIAMI Y QUE MUEVE $US 2.700 MILLONES EN EEUU

Aunque siempre hubo puestos de comida, como en la mayoría de las ciudades en Estados Unidos, el fenómeno de los camiones explotó en Miami hace poco más de ocho años.

La industria de los food trucks en Estados Unidos vale $us 2.700 millones (en 2017), de acuerdo con el portal Vive USA.

Aunque tener un camión de comidas parece una aventura interesante y menos arriesgada que un restaurante, los empresarios que han tenido éxito en el sector en el país del norte aseguran que es mucho más difícil de lo que parece.

El gasto anual promedio de la comida para un food trucks puede llegar a los $us 85.000, según cifras de la investigadora Ibis.

Y, de acuerdo a un artículo publicado por The Huffington post, las inversiones para adquirir un food trucks varían, aunque mínimo se requieren $us 50.000. Tener un vehículo nuevo y adecuado a ciertas necesidades específicas puede costar hasta $us 200.000.

Portland, Denver, Filadelfia, Austin, Los Ángeles y Nashville, Orlando, Indianápolis y Houston son las ciudades amigables con los food trucks en Estados Unidos, según el Índice de Camiones de Comida publicado por la Fundación de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.



Nicole Wille al fin se animó, en 2019 abrirá su restaurante

Entre ollas, recetas, dos niños, el esposo y los pedidos, se arregla para quedar 100 puntos y posar para el lente de la cámara de su hermana. Divertida, relajada y superoptimista, la bella familia se instala en la cocina. ¿Dónde más podía ser? Si a Nicole Wille y a Alcides Parejas les encanta ese lugar de la casa. Felices, juguetones y amorosos, posaron junto a Enmanuel Alcides y Alexia Parejas Wille.

Linda por donde se la mire, es cordial, carismática e inteligente. Es chef con especialidad en cocina de autor. Con ese bagaje de experiencia se ha animado a abrir La Creación, su restaurante que estará en el paseo Los Cusis y verá la luz en el primer trimestre del próximo año.

Habla de su pasión por la cocina y los platos de sus amores.

¿Cómo empezaste a ilusionarte con la cocina?

Siempre me llamó la atención. En casa de mi abuela, de parte de padre, de niña me ponían a pelar habas y arvejas, y teníamos recetas de galletas alemanas que hacíamos para Navidad y me encantaba. De esa manera creo que me inicié en la gastronomía.

¿Cuáles eran tus platos preferidos, cuando no estabas formada como chef?

La milanesa de pollo, una buena pasta y el queso burrata, que actualmente ya hay en Santa Cruz.

¿Dónde estudiaste?

Estudié Gastronomía en una cadena suiza llamada Mövenpick, en Alemania.

Luego hice diferentes cursos en otras escuelas y la carrera de Repostería en Buenos Aires. Ahí conseguí pasantías en el país vasco y tuve la oportunidad de trabajar con los chefs Martín Berasategui y Josean Alija, considerados entre los mejores en el mundo.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Me encanta ver las caras de satisfacción de mis comensales, así que me empeño en que experimenten sabores únicos. Me gusta crear todo el tiempo e indiscutiblemente que ese placer de comer sea compartido alrededor de la mesa.

¿Y lo que menos te gusta?

Es una profesión en la que tienes que estar parada bastante tiempo y nunca estás a salvo de una cortada o quemadura.

¿Qué es lo más importante de un plato?

Que tenga armonía y cuente una historia. Aunque no crean, el plato puede decirte si el chef está de buen ánimo o no. Esa es la sazón de la que todos hablan.

¿Cómo definís la nueva cocina boliviana?

Tiene mucho que ofrecer y me encanta que cada vez se apueste más por nuestros productos. Recientemente atendí cenas para la embajada americana y la embajada mexicana, y tuve mucho éxito con las fusiones de sabores que presenté.

¿Qué productos no deben faltar nunca a la hora de cocinar?

Eso depende de cada chef o persona que le guste cocinar. En mi caso me gustan mucho las especias y las hierbas, y es esencial tener buenas herramientas, mi cuchillo es mi arma en la cocina.

¿Qué opinás de esas degustaciones de sabores que hacen algunos chefs y la gente paga por comer a ciegas? ¿Es una tendencia mundial que ha llegado al país? ¿Lo harías?

Personalmente me encanta. Tuve la oportunidad de poder trabajar con un chef de estrellas Michelin y él ofrecía eso, dependía qué pillaba en el mercado para armar su menú degustación. Es algo que en el Viejo Mundo se implementa mucho y que ahora está cada vez más fuerte en América Latina. A mí me encantaría hacerlo.

Estoy abriendo mi restaurante en febrero o marzo de 2019, en el paseo Los Cusis, se llama La Creación, va a ser una cocina de autoría, y una de las propuestas va a ser un menú a ciegas.

¿Cuál es tu receta favorita?

Mis recetas favoritas son las que creo en momentos de inspiración, y tengo bastantes. Después de mi segundo embarazo estoy más creativa y curiosa que nunca.

Sabemos el apego que tenés con tu abuelita Olga Argandoña de Arzabe ¿Cuál es el plato preferido de ella, ese que le cocinás con mucho amor?

Con todo el amor del mundo le cocino chancho a la mantequilla supercrocante con salsa de tamarindo, ese plato, junto con un pavo jugoso, no puede faltar para Navidad en su mesa.

¿Qué es lo que te pide tu madre?

El plato favorito de ella es un spaguetti con salsa de trufa negra y champán. También se hizo fanática de una pizza con burrata y una salsa especial, que hago cada que me la pide, y me sale increíble.

¿Con qué plato conquistaste a tu esposo, sabías cuál era su favorito?

La primera vez que cociné para Alcides fue una lasaña, a pedido del esposo de mi prima, que fue nuestro ‘Cupido’. Le gustó tanto que me invitó a salir y me dijo que él también cocinaría para mí. Ambos compartimos la pasión por la cocina. Yo creo que así lo conquisté. Pero su comida favorita es el majadito.

¿Cuáles son tus tentaciones para el paladar en Navidad y Año Nuevo?

Sí, felizmente ya tengo clientes anuales que esperan el nuevo menú. Esta Navidad tendré pavo relleno con majao de yuca, salsa gravy de pavo y puré de manzana. También chancho crocante a la mantequilla con salsa de tamarindo y llajua.

Los acompañamientos son papas con crema de ajo y tomillo horneadas con mix de quesos; arroz con mantequilla de hierbas y tocino; ensalada de quinua con verduras salteadas y pesto de albahaca; y pan de maíz.

Otra oferta es la paella de mariscos, costillas de cerdo y chorizo. Salsa alioli, pan de ajo y pan en tinta de calamar

domingo, 30 de diciembre de 2018

Nueva carta de Camino Real revaloriza lo boliviano



La cadena hotelera Camino Real lanzó un nuevo menú de eventos inspirado en técnicas y sabores bolivianos que tiene el objetivo de incentivar la producción local y reivindicar la riqueza de la cultura culinaria nacional.

La novel carta ofrece 17 platillos, entre entradas, platos principales y postres, disponibles para los eventos realizados en salones de Suites Camino Real de La Paz y Hotel Camino Real de Santa Cruz.

“Cada plato que preparamos tiene una razón de ser, es por ello que se trabaja desde la selección de los ingredientes hasta la fusión de los mismos para lograr un plato con mucha personalidad que queremos transmitir a los paladares de cada cliente”, sostuvo Patricia Guerra, gerente de Eventos de la cadena hotelera boliviana.

Para lograr una variedad rica en sabores, aromas y texturas, la empresa efectuó varias pruebas y le dio un toque gourmet a los platos más representativos arraigados a las costumbres del país. “Estamos orgullosos de nuestra gastronomía, por ello deseamos que nuestros clientes disfruten de una nueva experiencia culinaria, pues tenemos muchas técnicas y sabores conectados con nuestra cultura gastronómica”, afirmó Diego Delgado, jefe de Alimentos y Bebidas del grupo Camino Real.

Entre las propuestas están el Anticucho de Champigñon, un platillo que tiene una base de racacha y camote con un toque de maracuyá y por encima brochetas de hongos ahumados rociados con una salsa de ají y frutos secos.